ECO - Ocelote

(Leopardus pardalis)

Clasificado según la SEMARNAT como En peligro de extinción (P)

Del náhuatl Océlotl es una especie de felino de mediano tamaño, con una longitud de cabeza y cuerpo de 70 a 90 cm, cola relativamente corta de 30 a 40 cm y un peso en el entorno de los 11 kg. Poseen grandes orejas y gran sentido del oído, con unos ojos grandes y expresivos. Las extremidades anteriores tienen cinco dedos y las posteriores cuatro; las zarpas están provistas de almohadillas, que permiten al animal caminar sin hacer ruido, y con uñas largas, afiladas y completamente retráctiles, esto le resulta muy útil cuando no es necesario utilizarlas como, por ejemplo, al correr, y evitar, de este modo, su deterioro.

El pelaje del ocelote es muy distinto por eso no existen dos ocelotes exactamente iguales.

Sus ojos están muy bien adaptados a los cambios de luminosidad: las pupilas se contraen hasta formar una fina y negra línea vertical durante los días de mucha luz, pero se abren y se redondean en situaciones de oscuridad.

El Ocelote o Tigrillo es muy bueno trepando árboles y normalmente sorprende a su presa saltando desde el árbol para atacarla. El Ocelote es carnívoro y es cazado por su piel.

Alcanzan la madurez sexual a partir de los 2 años. Tras un periodo de gestación que oscila entre los 72 y 82 días, las hembras paren de una a dos crías, excepcionalmente tres o cuatro. Al nacer pesan unos 250 g y no abren sus ojos hasta 15 o 18 días más tarde. En cautividad se le estima una longevidad de unos 20 años; es posible que sea mucho más corta en la naturaleza.

La figura del ocelote, unida a la del jaguar, aparece en el arte de muchas civilizaciones americanas precolombinas.

La destrucción de su hábitat es la principal amenaza para su supervivencia. Además, este animal es buscado por cazadores furtivos con el objetivo de comercializar su piel, en razón de los valores estéticos que la misma posee.

Fuentes:
http://www.animales-en-extincion.com/
https://es.wikipedia.org