ECO - Conejo de los Volcanes

(Romerolagus diazi)

Clasificado según la UICN como En Peligro (EN)

Al conejo de los volcanes también se le conoce como teporingo y zacatuche. El nombre de ´los volcanes´ le viene por habitar en la zona volcánica (Popocatepetl, Iztaccihuatl, El Pelado, y Tlaloc).

Zatuche deriva del náhuatl de los aztecas y significa conejo de los zacatonales, de zacatl, zacate, y tochtli, lo cual concuerda con su hábitat natural de zacatonales o pastos altos.

Es una de las especies de conejo más pequeñas que existe, midiendo alrededor de 30 cm de largo, mientras que su peso se sitúa en los 400 gramos aproximadamente.

Se diferencia del resto de conejos por sus pequeñas y características orejas, mientras que sus patas son cortas, justo lo contrario que el conejo convencional. Su pelaje es de tonalidades marróneas y grises, y en el vientre su color es mucho más claro que el resto del cuerpo.

Su periodo de gestación dura entre 38 y 40 días, y se reproduce durante todo el año, siendo el mayor pico reproductivo durante el verano lluvioso.

Consume pastos, hierbas, arbustos y hojas de árboles; al consumir semillas y defecarlas en otras zonas ayuda a la dispersión de estas plantas. Esto lo convierte en una especie importante para su ecosistema. 

La principal amenaza del conejo de los volcanes es la destrucción del hábitat, ya que el pastoreo del ganado y la continua expansión de la civilización en ese territorio, hace que se proceda a la destrucción del hábitat. Se calcula que a lo largo de los últimos treinta años, su hábitat se ha reducido alrededor de un veinte por ciento.

Actualmente existe una medida para conservar la especie, basada en programas para evitar que se produzcan incendios en la zona y conservar un poco el hábitat, para que la presencia del conejo de los volcanes pueda seguir extendiéndose y así poder salir de la lista roja de la IUCN.

 

Fuentes:
http://www.medioambiente.net/
http://www.animalesextincion.es/